22 Dec 2021

La importancia de la marca en el sector Agroalimentario

Jesús Hernández, Strategy Director de Superunion España, participó recientemente en la Jornada Agribusiness de ADP. Durante su ponencia en Valencia, resaltó la generación de valor de la marca en el sector Agroalimentario.

Vivimos una época de transición hacia marcas más ecológicas, más sostenibles, marcas con propósito. Aunque esta tendencia es multisectorial, el sector agroalimentario es uno de los sectores con más presión por parte del consumidor y del legislador ¿Por qué? Seguramente se deba a que es el sector que más ha trabajado para acercar al consumidor opciones sostenibles en su día a día y eso ha hecho que el consumidor perciba al sector como la opción más realista de cara a tomar decisiones de consumo en clave de sostenibilidad.

El sector es, por así decirlo, la punta de lanza de otras muchas industrias que por logística no han podido aún acercar alternativas ecológicas de una manera atractiva al consumidor. Por eso, las marcas del sector agroalimentario tienen un nuevo reto: La diferenciación dentro de la sostenibilidad. En un sector donde las etiquetas Bio, Eco y los conceptos de sostenibilidad ya están presentes hace años, es hora de buscar estrategias de marca que se diferencien dentro de lo que más pronto que tarde será un común denominador. Estrategias de marca más concretas, más emocionales, que sean relevantes para todos los stakeholders, desde los corporativos hasta el consumidor.

Las marcas del sector no afrontan estos retos solo desde el lineal del supermercado sino también desde su perfil más corporativo a través de la necesidad de generar orgullo de pertenencia y la captación de talento. Los datos nos dicen que los más jóvenes prefieren trabajar para empresas cuya actividad aporte algo a la sociedad y bajo esa lógica el sector agroalimentario tiene todas las de ganar para revertir la situación actual de falta de deseabilidad. Además, la marca corporativa maximiza su valor en este contexto ya que en un sector que tiende a las multimarcas, necesitamos marcas que nos transmitan confianza y que generen sinergias entre sus distintos productos.

En definitiva, las marcas del sector agroalimentario han marcado un estándar de sostenibilidad superior al de la media de otros sectores y por ello su momento de evolución es diferente. Es el momento de generar estrategias de marca claras, diferenciales e ilusionantes que aporten no solo al consumo sino a la captación de inversión y talento.